6 PASOS PARA ESTABLECER Y PRESERVAR UNA CULTURA BASADA EN DATOS


Conoce cómo la IA y el análisis de datos puede ayudar a tu empresa a alcanzar objetivos puntuales

Convertirse en una organización data-driven consiste simplemente en reemplazar la intuición por hechos y conocimientos que provienen de los datos (resultado de modelos analíticos sofisticados) para una toma de decisiones más rápida y precisa.


Por lo tanto, toda la idea de una cultura basada en datos consiste en hacer de los datos el recurso de referencia para aprovechar la información procesable. Obviamente, las organizaciones siempre han prestado mucha atención a sus números, pero la cultura data-driven lleva todo el concepto a un nivel superior y fomenta la transformación basada en datos dentro de cada departamento.


El objetivo siempre será inspirar a los empleados de todos los niveles para que utilicen los datos en sus actividades diarias y en la toma de decisiones para mejorar la precisión y la eficiencia aprovechando al máximo el potencial de la organización. Y para construir un marco cultural orientado hacia los datos que aliente a los empleados a trabajar juntos para hacer de los mismos el punto central de todas las tomas de decisiones, al crear continuamente nuevos casos de estudio y priorizar la importancia de los mismos.


Obviamente, muchas organizaciones ya están obteniendo todo tipo de información y conocimientos prácticos a partir de sus datos. La cultura data-driven, por otro lado, fomenta las capacidades de los empleados de interpretación de datos y pensamiento crítico en lugar de seguir ciegamente los números. Pero como la mayoría de las empresas aspiran a convertirse en data-driven, muchas parecen fracasar en sus esfuerzos de transformación. Algo que a menudo puede parecer bastante simple en papel a veces puede convertirse en una tarea abrumadora durante la implementación real y la sostenibilidad de la misma.


Hemos enumerado seis factores que son críticos para el éxito de cualquier transformación impulsada por datos que ayudarán a establecer una cultura organizacional data-driven en su empresa.


1. La transformación data-driven comienza en la parte superior

Eso significa que el director ejecutivo y toda la alta dirección debe adoptar la toma de decisiones basada en datos para dar ejemplo al resto de la organización. Deben demostrar que las decisiones data-driven son la norma, pero no una excepción. En la comunicación entre gerentes y subordinados, la acción debe estar respaldada por datos.


Este tipo de práctica se extiende a toda la organización y los empleados que quieran ser tomados en serio al comunicarse con sus superiores tendrán que comunicarse en sus términos y lenguaje, centrándose en los datos. Liderar con un ejemplo de unos pocos en la parte superior puede crear una transformación importante en el comportamiento de toda la organización.


2. Adoptar un enfoque prioritario de casos de estudio

Una gran cantidad de corporaciones líderes han tenido que lidiar con fallas repetidas en el camino hacia la transformación impulsada por datos. Los alarmantes resultados detallados por R. Bean y T. Davenport en Harvard Business Review afirman que el 72% aún no ha logrado crear una cultura de datos; El 69% dice que todavía no ha creado una organización data-driven; El 53% afirma que los datos no se tratan como un activo; y el 52% admite que no compite en el análisis.


El principal problema subyacente es que muchas organizaciones intentan hacer todo al mismo tiempo y comen más de lo que pueden. Los empleados no podrán adaptarse gradualmente y serán más reacios a utilizar las soluciones implementadas. Recuerde, las personas están ocupadas con sus tareas diarias y agregar múltiples soluciones basadas en datos conlleva una inversión de tiempo para aprenderlas, así como un período de adaptación; algo que muchos no tienen.


Un enfoque de mejores prácticas probado y comprobado es la priorización ágil basada en casos de estudio. La transformación basada en datos realizada caso por caso acortará el tiempo de respuesta y permitirá a los empleados comenzar a usar algunas soluciones de inmediato. El ROI será mucho más rápido, la entrega de resultados reales será inmediata y permitirá alineamientos y mejoras constantes en el proceso de transformación de datos.


3. No encierre a sus científicos de datos en el sótano de IT

Es común, tristemente, que las organizaciones mantengan a los científicos de datos de alguna manera aislados dentro del lugar de trabajo, donde a menudo ellos y los líderes empresariales comparten muy poco. La ciencia de datos y el análisis nunca proporcionarán valor y no sobrevivirán si operan por separado del resto de la organización. Una estrategia exitosa ha sido rotar al personal de los centros a roles operativos donde la prueba de concepto se amplía y luego regresa a los centros para la producción.


Los científicos de datos deben acercarse al negocio, es decir, comprender los desafíos diarios a los que se enfrenta la organización en diferentes áreas. En última instancia, esto les permitirá encontrar soluciones sin que se les pida específicamente que lo hagan, ya que su comprensión operativa permite la resolución directa de problemas. Asimismo, la empresa debería orientarse hacia la ciencia de datos; es decir, que los empleados estén familiarizados con los datos y comprendan los fundamentos de la ciencia de datos e incluso sean capaces de realizar una codificación básica.


4. Cree un acceso fácil a los datos para los empleados

Uno de los principales problemas que existen es que las personas parecen tener dificultades para acceder incluso a los datos más básicos para análisis simples. Cuando los analistas y otros empleados luchan por encontrar los datos correctos, se realizarán muy pocos análisis y los esfuerzos por crear una cultura basada en datos se desvanecerán.


Es fundamental que las empresas creen una plataforma de análisis robusta con Central Analytics Database que garantice el acceso a los datos correctos, en el momento correcto y en el formato correcto para que toda la estructura analítica funcione perfectamente y se fomente su uso.


5. Entrenamiento y adaptaciones constantes

La analítica es más para los empleados que para los clientes. Inspírelos para que aprendan habilidades relacionadas con la ciencia de datos y el análisis que les permitirán estar constantemente al día.

Recuerde, la transformación basada en datos es un viaje interminable y los empleados son el factor más crítico para que sea un éxito.


Al mismo tiempo, mida el uso de soluciones de datos y análisis dentro de la empresa. Qué se está utilizando y cómo puede hacerse mejor, más accesible y más revelador. Qué no se está utilizando y por qué. Habla con los empleados y crea un sistema para que propongan cambios y modificaciones. Para que se arraigue una cultura basada en datos, los empleados deben tener voz y voto sobre qué casos de estudio son importantes, el diseño, cómo se accede a ellos y cuáles deberían ser los resultados deseados.


6. Establecer embajadores de datos para promover la aceptación de toda la organización

La transformación impulsada por datos es realmente un cambio importante para las empresas y se necesitan prácticas adecuadas de gestión del cambio. Se deben incluir a todos los niveles y áreas de la organización y seleccionar a embajadores del cambio. Servirán como comunicadores y darán el ejemplo, educando a sus colegas sobre por qué es importante la transformación data-driven.


Obviamente, esos líderes informales deben identificarse antes de participar. Deben tener ciertas características y ser respetados e influyentes entre sus colegas, ya que servirán como modelos a seguir y como promotores del cambio. Pero lo más importante es que ellos mismos deben aceptar el cambio. Las organizaciones que dedican tiempo a establecer embajadores en todos los niveles al comienzo del proceso experimentarán mucho más éxito en su viaje de transformación a data-driven.


xxx


La mayoría de las empresas se han dado cuenta de la importancia de una transformación basada en datos para obtener una ventaja competitiva, la excelencia operativa y el éxito futuro de la organización. Pero el simple deseo de ser data-driven no es suficiente. Aun así, la adopción de las tecnologías necesarias tampoco lo es. Esa es la parte fácil. Para tener éxito de verdad, las organizaciones deben crear una cultura en la que la mentalidad orientada a los datos pueda prosperar.




Entendemos que la transformación basada en datos puede ser difícil de lograr, pero Sumo Analytics esta aquí para ayudar con AI y ML y ciencia de datos